viernes, 11 de diciembre de 2009

Tales personaje, tales anécdotas

[Esta es una adaptación de un escrito un poco jocoso que publiqué en mi blog hace un tiempo. Sepan, obstinados lectores, disimular su pena.]



No piense el atento lector que el título de esta parrafada contiene algún error. Es decir, si contiene un yerro no es el primero que nos acosa con la concordancia de número.
Se trata de Tales (o Thales, Θαλής) de Mileto, un tipo que vivió aproximadamente entre los años 639 al 546 aC. No voy a descubrir la pólvora ni anunciar descubrimientos que no se sepan, sino profesar una cierta simpatía que guardo por este personaje, uno se los siete sabios de la Grecia antigua, eminente filósofo, matemático y tal vez hasta maestro temporal del famoso (y jodido) teorematizador -para los y las jóvenes (ahora se dice así) penitentes- Pitágoras.
Algunas de las más conocidas anécdotas que se refieren a él (de quien se sabe muy poquito) son las siguientes ... Ah, las referencias en azul son para aclarar ciertos giros usados (conviene recurrir a su lectura para evitar perdidas mayores que las del propio texto):

Proposición 1:
- Talito, casate, dame nietos, porfi (apréciese el deliberado anacronismo). Te la pasás paveando. Mirá la Milena cómo te mira... Además es la hija de Gerontes, que es un viejo talentoso[1].
- Oh, Cleobulina, madre, criada por Eolo. Ah, ¿no hay nadie escuchando..? ¡Vieja, no me voy a perder por una mina ni por varias! ¡Soy demasiado joven! Es temprano...
- Tales, inútil, si no te casás, andá a laburar, así entran algunas minas a casa.
- Euxamias, padre, no sigas con esos chistes de doble sentido, que mamá no los agarra.
- ¡Chistes te voy a dar a patadas en el culo, miraestrellas!

Proposición 2:
- ¡Néeesstoorrr! [2] ¡pedazo de ignorante! ¿No ves que la mula está demasiado cargada con esas bolsas de sal? No va a poder cruzar el arroyo. Sacale un par de bolsas. Por Hades, estos adolescentes de hoy no sirven para nada.
- Jefe, baje un cambio, que así le fue a Aquiles, pasa la mulita, es fuerte.
- ¡Qué sabés lo que le pasó a Aquiles, si no se inventó la imprenta todavía..! ¡Se hunde la mulaaaaa!
- (¡Qué tipo pavo! Nunca conoció a un aeda...) Está bien jefe, la saco...
- ¡Néstor, ja, mirá, chocha la mulita! ¡Se le disuelve la sal! Sale sola... Inventate un buen pretexto por la sal, pibe...

Proposición 3:
- ¡Mula, que te reparió, yegua! Estemmm... ¡Néeessstorrr! La mula se tira al agua para que se le disuelva la sal otra vez. Lo hace a propósito la inmunda... ¡Sacalaaaaaaaaaaaaa!
- La yegua de esta mula es una perra, astuta como zorra...
- Néstor, deja ya de confundirme con la enumeración de mamíferas y dale un par de azotes a la... ¿qué bicho era?

Proposición 4:
- ¡Jefeeeeeeeeee la mula se hunde otra vez adrede para que se le disuelva la sal!
- Déjala, mi pequeño Néstor, y gocemos del espectáculo...
- Pero...
- La he cargado con esponjas, a esta guacha no le van a dar más ganas de sumergirse.

Proposición 5:
- Talito. Tu padre Euxamias fundió biela...
- Mamá, no entiendo el lenguaje.
- ¿Cómo te explico, muchacho? Palmó, cagó fuego, crepó, espichó, partió a los pinos...
- No importa (abrazando a Cleobulina), sospecho que su alma, su fuerza motriz sigue viva...
- No digas pavadas, quién va a creer en semejante hipótesis.
- Téngame fe, madre...
- Entonces cásate con Milena, antes de que Gerontes no sé qué del alma.
- Es demasiado pronto, madre...

Proposición 6:
- Maestro, lo noto contemplativo.
- Ah, eres tú, Pitágoras. Tengo un teorema en mente y si logro demostrarlo... ¡Seré famoso!
- (¡Ufff, viejo engreído!) Oh, maestro, los números nos muestran la armonía del cosmos.
- Pitágoras, hay estrellas y agua, todo viene del agua. La tierra descansa sobre el agua. El Nilo en Egipto crece y da la vida al desierto. Lo húmedo está en todo y se combina con el calor. Las semillas crecen con agua... Los números... es interesante, pero es irracional pensar en ellos como realidad.
- Oh, sí maestro, sabiduría como la suya no hay en toda esta agua. (Los números irracionales... ya te voy a dar...[3]) Ahora que he bebido del agua de su sabiduría, fundaré mi escuela (y nunca te mencionaré, viejo amargo).
- Ve Pitágoras, enseña todo cuanto te he transmitido (Seguro que este está pensando en algún teoremita para competir en fama, si te conoceré...)
- Azeus, maestro.
- Azeus, Pitágoras, saludos de Les Luthiers (con esta lo remaché)
- ¿...? ¿Lo qué?
- Conócete a ti mismo.

Proposición 7:
- Talito, ahora que tu padre Euxamias crepó, nos vamos a morir de hambre. No te casas ni trabajas desde que ahogaste la mula. Oh, hijo amado, qué haremos...
- Soy filósofo, como Galán de Barrio[4]...
- Ahhh, ¡ja! tú y Solón de Atenas y Cleóbulo de Lindos y Galán de Barrio y todo ese equipete. ¡Qué filósofos, si se juntan a jugar a la pelota! Ya los tengo junados. Vayan a laburar, manga de vagos...
- Estemmm, ¿tienes a mano los ahorros de papá?
- No sé, ¿habrá guardado algo? Es fama que siempre andaba con varias minas...
- Mamá, era un chiste... Voy a arrendar todos los molinos y prensas de aceitunas de la región
- ¿Otro chiste?

Proposición 8:
- Epimeteo, el señor Tales ha arrendado todos los molinos y prensas de aceitunas de la región, ha hecho flor de negocio (para nosotros).
- Ved, uy sonó a Quijote, he consultado el aspecto del cielo, cuando estén las cosechas veremos.
- Mire, don Tales, ahora que sellamos el acuerdo y no hay vuelta atrás, debo decirle que ha hecho el peor negocio de la historia. Va a quedar como un gil...
- Veremos...[5]

Proposición 9:
- ¿Ese es el precio que pagas? Es demasiado bajo, umbrío Tales. ¿No puedes pagar más? Las ganancias...
- Ah, se burlaban de mí. Ese es el precio, si no les gusta coman aceitunas todo el año. Todos los molinos son míos... Si quieren vendérmelas, ese es el precio...

Proposición 10:
- ¿Ese es el precio del aceite de oliva? Es demasiado alto, umbrío Tales. ¿No puedes ganar menos? Las ganancias...
- Ah, se burlaban de mí. Ese es el precio, si no les gusta, pasen el año sin aceite...

Proposición 11:
- Tales, que te has enriquecido enormemente y vacacionarás el resto de tus días con el curro de los molinos de aceitunas y sin piquetes a la vista. Te propongo un desafío.
- Oh, Creso, rey de Lidia, acabo de enterarme que tu grandeza proviene de tu riqueza y que Lidia no era una hembra notable sino un territorio... ¿Qué me pides?
- Cruzar un río con mi ejército, sabio Tales...
- ¿No puedes?
- No.
- Desviemos el río.

Proposición 12:
- Talito, cásate, dame nietos. Has hecho fortuna. Tienes sirvientes. Te la pasas mirando estrellas. Milena tiene la belleza de la madurez y te espera. La casa se llena de minas y talentos. Hasta Marley viene a currar acá. También debe oler algo una vieja de mi edad, rubia teñida y con anteojos negros.
- Sabia madre Cleobulina, las estrellas que yo miro no traicionan ni venden ni piden la muerte. Milena es bella, pero es temprano aún.

Proposición 13:
- ¡Néstor, muchacho, mira!
- Jefe, deje de jugar con tierra...
- No seas tonto, he descubierto materiales con propiedades extrañas. Mira nomás... Froto esta sustancia, el elektron o ámbar y acercándola a tus cabellos, los eriza. ¡Epa, no funciona contigo!
- ¡Ja!
- ¡Bolsa de mugre, vete a bañar, por Poseidón! ¡tienes los cabellos pegoteados por el aceite y la mugre! Estos jóvenes adhieren a cualquier moda estúpida...
...
- Maestro, regresé...
- Ven, mira como el elektrón atrae tus cabellos...
- ¡Faaaa! (ammmm)
- ... y hojas secas, ... pajitas...
- ¿Cómo lo sabe?
- ¡Toma este coscorrón, zanguango! Se llamará electricidad a esta propiedad.
- Maestro, ¿y la piedra negra?
- La traje de Magnesia, tiene una rara propiedad, se adhiere a las espadas y forjas de hierro.
- Maestro...
- Sí, ya sé, soy un capo.
- No, osaré decirle algo. ¿Por qué no se dedica a las minas con la parla que tiene...?

Proposición 14:
- Ven Tales, vecino de esta vieja griega que no reconoce figuras en el cielo. Ven muchacho, enséñame algo de tu sabiduría. Donde tu dices que hay un cosmos [6] sólo veo puntos brillantes en caótica distribución.
- Vamos, anciana, te mostraré los secretos del cosmos. He predicho eclipses, he dividido el año en 365 días para un mejor cálculo de las cosechas, he recomendado a los navegantes que se guíen por las estrellas para no perderse en el mar, me he preguntado el origen de todo lo que existe, he fundado escuelas, porque en el cielo estrellado...
- ¡Tales! ¡Cuidado el po...!
- ¡¿Qué pooo....?! ¡aayyyy!
- Oh Tales, presumes de ver lo que está en el cielo y no ves lo que está a tus pies...
- ¡Andá a la c%&/#$@..!

Proposición 15:
- Talito, Milena tiene las sienes adornadas de nieves que no se irán, tú también, cásate, dame nietos... Ya no me interesan las demás minas...
- Madre, es demasiado tarde ahora.

(Telón)


Referencias

[1] Talentos y minas eran las monedas usadas en la época en esa región.

[2]
Un día los Beatles se pusieron como personajes famosos en la tapa de Sgt. Pepper's. Desde allí, muchísimos mediocres creen que son originales autorreferenciándose. Me sumo a bandas de cumbiancheros y rockancheros que lo hacen para que alguien los identifique y a los doctos que refieren siempre a sus obras.

[3] Pitágoras (582 aC - 507 aC aprox) propuso que todo el cosmos está basado en la matemática y los números. Su escuela estudió con especial atención los números irracionales.
 
[4] Galán de Barrio es un filósofo bloguero (o bloguero filosofal) porteño cuya incipiente amistad intento cultivar a través del mundo blogueril y a quien en cienta forma dediqué este escrito en su momento.
 
[5] Citaré lo que se refiere a Tales de Mileto, a propósito de una especulación lucrativa que le dio un crédito singular, honor debido sin duda a su saber, pero que está al alcance de todo el mundo. Gracias a sus conocimientos en astronomía pudo presumir, desde el invierno, que la recolección próxima de aceite sería abundante, y al intento de responder a algunos cargos que se le hacían por su pobreza, de la cual no había podido librarle su inútil filosofía, empleó el poco dinero que poseía en darlo en garantía para el arriendo de todas las prensas de Mileto y de Quios; y las obtuvo baratas, porque no hubo otros licitadores. Pero cuando llegó el tiempo oportuno, las prensas eran buscadas de repente por un crecido número de cultivadores, y él se las subarrendó al precio que quiso. La utilidad fue grande; y Tales probó por esta acertada especulación que los filósofos, cuando quieren, saben fácilmente enriquecerse, por más que no sea este el objeto de su atención. Se refiere esto como muestra de un grande ejemplo de habilidad de parte de Tales.

Aristóteles. Política · libro primero, capítulo IV "Consideración práctica sobre la adquisición de los bienes"

[6] En griego "κόσμος", que significa orden u ornamentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario